All for Joomla All for Webmasters
telef icof icot icoi

ARTÍCULOS CIENTÍFICOS

Las Adicciones transforman tu cuerpo

AdiccionesWonderpedia, edición 3, agosto 2012
Traducción: Ma. Teresa Dobarganes Barlow

¿Qué substancias me afectan y de qué manera?
¿Cómo impacta el abuso a mi cuerpo?
¿Qué causa el recuerdo eufórico?

Marihuana, azúcar, comida chatarra, alcohol y cocaína. ¿Por qué nuestro cerebro pide substancias que lo destruyen y nos dañan el cuerpo? Wonderpedia investiga…

 

 

Los infiltrados
Las substancias narcóticas como la nicotina, la cocaína y la heroína se abren paso en el cerebro en cuestión de segundos. Pueden utilizar las vías o las conexiones nerviosas que normalmente utiliza el cuerpo humano para realizar distintas funciones.

El recuerdo eufórico
Este fenómeno se forma en el “sistema de recompensas” del cerebro. Los doctores consideran que una vez que se ancla en el mismo ya no se puede quitar.

Las citotoxinas
Muchos narcóticos contienen citotoxinas que atacan los mecanismos de defensa de ciertas células nerviosas y ciertas vías neuronales (las líneas en color en el diagrama). Las citotoxinas que se ingieren en una borrachera o al abusar de cualquier substancia pueden destruir porciones considerables de estas vías.

 

PulmonesLos Pulmones

Nicotina
¿Con qué rapidez un golpe de nicotina puede activar las células cancerígenas?

PISTOLA DE HUMO
Foto: Ilham, de 8 años (a la derecha), tiene la mitad de su vida fumando.
Ilham, un menor indonesio de 8 años de edad, fuma más de 40 cigarros diarios. Empezó a fumar a la edad de 4 años y el recuerdo eufórico en su cerebro aún en desarrollo se afianza más con cada fumada. Las probabilidades de que nunca se desespere por la nicotina son muy altas, ya que el índice de recaída de los fumadores es de más de 90%.La nicotina no solo afecta el cerebro, también tiene un impacto extremo en las células corporales. Una investigación demostró que tan solo se requiere de 15 minutos para que el humo del cigarro se convierta en una substancia tóxica en los pulmones. Tan solo un cigarro puede causar mutaciones celulares serias que se convierten en cáncer.

 

SangreLa Sangre

La grasa
¿El atiborrarme de comida grasosa reprograma mis células y me hace desear más grasa?

Keith Martin, con 368 kilos a cuestas, es el hombre más gordo del mundo.
Cuando la madre de Keith Martin murió hace 26 años, Keith se refugió en un mundo de ingesta sin límites. Durante años, el londinense de 42 años, quien ahora intenta bajar de peso, se devoró la increíble cantidad de 20,000 calorías diarias. Su desayuno consistía en un montón de hot dogs. La comida, cuatro big macs y papas o varias pizzas. Se despachaba 16 salchichas y montones de papas para la cena. Los expertos no están sorprendidos con este comportamiento, su evidencia sugiere que la ingesta de alimentos altos en grasas los hace altamente adictivos. “Cada salchicha, cada rebanada de pizza, reprograma las células para que deseen más grasas”, señala el científico en adicciones Paul J. Kenny. “Mientras más comemos, más quiere nuestro cerebro”. Las grasas no solamente reprograman el cerebro, pueden causar bloqueos en el torrente sanguíneo que ponen en peligro la vida. Las células grasas recién formadas obstruyen las arterias y aumentan las probabilidades de una apoplejía.

CafeinaEl Corazón

Cafeína

¿Cómo reacciona el corazón ante un pasón de cafeína?
PASÓN DE CAFEÍNA
La dosis letal es 10 gramos. Una lata de bebida energética tiene 80 miligramos.

La cafeína, junto con el azúcar y las grasas, es una de las substancias adictivas que se consume con mayor frecuencia en el mundo. Los alcaloides que se encuentran en la cafeína, el té, las bebidas de cola y las bebidas energéticas, pueden originar síntomas de abstinencia. De aquí que los cafeteros constantes sufran dolores de cabeza si no reciben su dosis diaria de cafeína. La cafeína aumenta la presión sanguínea y el ritmo cardiaco, ¿qué tan peligrosa puede ser la cafeína? Depende de que tan rápido la metabolice el cuerpo. ¿El resultado? El consumo de dos a tres tazas al día incrementa el riesgo de un paro cardiaco en 36% y en 64% si se consumen más de cuatro tazas. En los últimos años se ha incrementado el número de menores que presentan arritmias cardiacas (trastornos en el ritmo normal del corazón) como resultado del consumo de cafeína.

Era justo la media noche cuando Mark perdió totalmente el control. Todos los mecanismos usuales de defensa, el agotamiento, la nausea, el vomito, dejaron de funcionar. Dos cervezas y toda una botella de vodka llevaron al normalmente moderado estudiante al abismo de la manía del borracho. Tambaleándose por todos lados, maldiciendo al del bar y a punto de pelearse varias veces, si no hubiera sido por la oportuna intervención de sus amigos. En la Abogacía esto se conoce como comportamiento borracho y revoltoso. Cuando Mark ingresó al hospital al día siguiente, los paramédicos reportaron su nivel de alcohol en la sangre en 280 mg por cada 100 ml de sangre. 24 horas más tarde, estaba totalmente sobrio. Lo que no sabe este joven de 22 años es que, aún cuando ya no está borracho, lo vivido ha dejado en su cuerpo un camino de destrucción – cuyo daño es frecuentemente irreparable. Lo peor es que, a diferencia de lo que se cree o espera, la borrachera destructiva de Mark no satisfizo su apetito por el alcohol. De hecho, lo que en verdad sucede, es lo opuesto. El deseo de tomar se hace más severo después de cada ronda de intoxicación…

Adicto a la Comida

¿Cómo es que nos hacemos adictos?


¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando nos emborrachamos? ¿Por qué el cerebro de algunas personas no les puede avisar que es hora de dejar de tomar, aún cuando sabemos muy bien cuáles son las consecuencias médicas? La verdad es que cuando se trata de intoxicación, se da una batalla sin piedad dentro del cerebro. No existe una autoridad central que determine nuestras acciones o comportamiento. Por el contrario, parece que la toma de decisiones se da en distintos niveles.
Desde una perspectiva neurológica, podríamos decir que el cerebro humano tiene múltiples personalidades. Puede ser que millones de células nerviosas de Mark hayan almacenado su desastrosa borrachera como un recuerdo positivo y que le estén pidiendo más. Sin embargo, al mismo tiempo, otras redes neuronales pueden haber hecho sonar su alarma porque reconocen el riesgo que correrían si permiten más etanol en el torrente sanguíneo, ya que es algo que saben que envenena al hígado. El conflicto interno se inicia: tomar o no tomar.
Finalmente, la victoria de esta lucha de poder la determina tanto la fortaleza como la estructura de las áreas neuronales en cuestión. Un aspecto que tiene una función clave en este asunto es el “recuerdo eufórico”, una red nerviosa diversa y ampliamente dispersa que se ha formado en el centro de recompensas del cerebro. Se puede activar con una sola intoxicación, pero aumenta en tamaño e influencia a medida que se estimula otra vez, logrando remodelar la estructura completa del cerebro a la larga. ¿Cómo se da exactamente esta transformación?

 

AzucarEl Estomago

Azúcar
¿Qué le pasa a mi sistema digestivo cuando tengo un pasón de azúcar?

Los experimentos en ratas demuestran lo adictiva que puede ser el azúcar.

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría define los tres pilares de la adicción como intoxicación, abstención y deseo. Los experimentos que se han llevado a cabo en ratas demuestran que el consumo de azúcar tiene esas características. El consumo en exceso de azúcar no solamente representa una intoxicación sino que además aumenta el deseo por la misma. Como la cocaína, este endulzante literalmente produce una explosión en el sistema de recompensa del cerebro. Innumerables neurotransmisores expresan: “¡Qué bueno está esto, dame más!” Pero el azúcar no solamente manipula las células del cerebro, el aumento en el consumo del azúcar también ataca el sistema digestivo. “Aumenta la producción de insulina, lo cual puede originar el desarrollo de células cancerígenas en el páncreas” comenta el experto en dietas Mark Pereira. De hecho, un estudio demostró que tan solo dos vasos de refresco azucarado al día, aumentan el riesgo de cáncer pancreático en un 87%.

CocainaLa Nariz
Cocaína
¿Qué tanto afecta mi cuerpo un pase de cocaína?

Probablemente Whitney Houston se ahogó como resultado de un pasón de cocaína.

El médico legista argumentó “ahogamiento accidental” como la causa de muerte de Whitney Houston el 11 de febrero del 2012. Lo que se lee como un terrible golpe de mala suerte fue de hecho el efecto de una substancia que puede ser letal cuando se ingiere en grandes cantidades: la cocaína. “Puede ser que primero se haya desmayado como resultado de la intoxicación por cocaína o bien pudo haber sufrido un paro cardiaco y después ahogarse”, explica el médico legista en jefe Ed Winter. Qué tan agresivamente había ya dañado la cocaína otras funciones corporales y el grado de adicción que tenía la artista de 48 años de edad, se pude determinar por el estado de la nariz. Los informes de la autopsia de la Sra. Houston declaran que tenía perforado el tabique nasal posterior” – al igual que otros adictos a la cocaína como Danniella Westbrook la actriz de EastEnders.


AlcoholEl Hígado

Alcohol
¿Cuánto tarda mi cuerpo en metabolizar el alcohol?

Foto: En el Club de los 27.- Al igual que Jimi Hendrix y Janis Joplin, anteriormente, Amy Winehouse murió a la edad de 27 años.

Amy Winehouse había experimentado ya con distintas drogas, sin embargo sucumbió a la substancia que cualquier persona mayor de 18 años puede adquirir en el súper: alcohol. El examen toxicológico señaló que los niveles de alcohol en la sangre eran de 416 mg por 100 ml, más de cinco veces el nivel permitido para conducir un vehículo. 350 mg es letal para la mayoría de las personas, pero como la cantante ya había consumido en el pasado enormes cantidades de alcohol, su cuerpo ya estaba acondicionado para resistir las muchas citotoxinas que se le introducían. ¿El resultado? Como en cualquier alcohólico, el hígado desarrolló la habilidad de metabolizar las toxinas más rápido – y tolerar cada vez más. En general el cuerpo puede metabolizar alrededor de 15ml de alcohol por hora, pero esta regla no aplica en aquellas personas que acumulan resistencia a la intoxicación. Con el nivel de alcohol en la sangre que Amy tenía la noche que falleció, el cuerpo de la actriz de 27 años reaccionó como lo haría ante cualquier sobredosis: desmayo y paro respiratorio.

 

 


mariLos Musculos 

Marihuana 
¿Fumar marihuana debilita mis extremidades?

Recientemente los medios publicaron más detalles sobre el uso de drogas de Barack Obama. Tal parece que el presidente electo de los Estados Unidos consumía drogas cuando era adolescente. ¿Cuál prefería? Cannabis, también conocida como marihuana. El componente psicoactivo, tetrahidrocannabinol, también conocido como THC, presente en la droga, se apodera del cerebro del usuario y se agarra de los receptores responsables de la liberación de los neurotransmisores que elevan el ánimo, como la dopamina. Un pasón de cannabis también afecta otras partes del cerebro, como el ganglio basal que controla la función motora. ¿El resultado? Los músculos se relajan. De hecho, Cuando andan arriba, muchos usuarios de cannabis, sienten que no pueden moverse, mucho menos que los elijan para el puesto político más alto de los Estados Unidos. Parece que Obama logró deshacerse del hábito…

¿Me puedo hacer adicto con una vez que la fume?
No importa si se trata de alcohol, marihuana, cocaína, cristal, azúcar o grasas – todas estas substancias tienen algo en común: disparan procesos bioquímicos similares a nivel cerebral. Cuando una cierta cantidad de estas substancias entra al cuerpo humano, el cerebro libera cantidades mayores del neurotransmisor dopamina. La dopamina, a su vez, estimula el centro de recompensa del cerebro. Un estudio demostró que los niveles de dopamina aumentan en un 50% cuando se ingieren alimentos ricos en grasas o en azucares. Suena como mucho, pero no lo es tanto si se compara con los efectos que producen las drogas ilegales (y legales). La marihuana activa un verdadero tsunami de la hormona de la felicidad, aumentando los niveles de dopamina hasta en un 175%; el alcohol lo aumenta en un 200%; la nicotina, 225% y la cocaína 400%. Claro que todas estas quedan opacadas con lo que logran las metas o cristales, una metanfetamina que aumenta los niveles de dopamina en la increíble cifra de 1,000% a los pocos segundos de haberla consumido. Tal liberación tan alta de la hormona significa que hay más células nerviosas que responden a la droga en cuestión. Mientras más receptores haya disponibles para enlazarse con las moléculas del narcótico, más positivo será el recuerdo evocado por la experiencia. Cuando se libera la adrenalina se da un proceso muy similar. Ésta dispara un estado de intoxicación que también puede ser adictivo. Por eso no nos sorprende que los fanáticos de los deportes extremos también se les conozcan como adictos a la adrenalina.

Además del aumento de la adrenalina y la dopamina hay otro factor de importancia en asunto. “Las drogas, más bien las substancias que éstas contienen, son como los soldados dentro del Caballo de Troya” explica el catedrático Jens Reimer, director del Centro de Investigación Multidisciplinaria sobre Adicciones de la universidad del hospital de Hamburg-Eppendorf en Alemania. “Se meten al cerebro y a las redes neuronales que tienen como objetivo realizar tareas totalmente distintas. Estas redes se han establecido en el ser humano con el paso de la evolución y las hormonas específicas que liberan están diseñadas para motivarnos a hacer cosas como comer o procrearnos. Las substancias embriagadoras artificiales como el alcohol y la cocaína usan precisamente estas redes para redirigir la atención del usuario y enfocarla en el consumo de más droga. El problema es que estas substancias estupefacientes son más fuertes y tienen un efecto más confiable del que requiere la evolución. “Así es como el cerebro crea el recuerdo eufórico. A partir de este punto en adelante, mientras más frecuente sea el consumo, más fuerte será el recuerdo.

En cuanto se establece el recuerdo, aún un pequeño trozo de chocolate, una fumada de cigarro o un pequeño sorbo a una cerveza puede disparar el deseo del siguiente exceso. “El cerebro ya no puede distinguir entre la información vitalmente importante y las asociaciones relacionadas con la droga” explica Reimer. El cerebro se hace adicto. Mientras que la transformación en sí se ha hace irrevocable. En otras palabras, cualquier cambio que le hagamos al cerebro queda básicamente grabado en piedra. Solamente puede revertirse de manera muy lenta, después de años de abstinencia.


MetanfetaminasEl Cerebro

Metanfetaminas
¿Puede el uso de cristales (metas) dejarte tonto?

Las metas destruyeron la vida de Shawn Bridge, quien murió a la edad de la 35.

Al final de su vida, Shawn Bridges solo pronunciaba una palabra “meta”. A la edad de 35 años no podía caminar, ni leer y lo alimentaban vía intravenosa. El uso de metanfetaminas durante más de 16 años le atrofiaron las funciones cerebrales, casi destruyeron totalmente su centro de habla (las áreas rojas de la imagen a la derecha muestran la pérdida mayor de células cerebrales) y le deterioraron severamente la piel y los huesos. Al año de haber dejado el hábito, Shawn murió a consecuencia de los efectos secundarios causados por los muchos años de haber usado la droga. “Tenía el cuerpo de un octogenario” expresó su padre en el documental titulado “Se acabaron las puestas de sol” que capturó los últimos meses de vida de Shawn. La intención del documental es advertir lo que le puede pasar a cualquiera que pretenda usar las metas para un pasón rápido. No hay ninguna otra droga que sea tan adictiva como la metanfetamina y que pueda destruir tantas células cerebrales en tan poco tiempo. Shawn Bridges no se dio cuenta de esto hasta que era demasiado tarde.

A la fecha, los expertos están convencidos de que no hay manera de borrar el recuerdo eufórico. La pregunta es: ¿cuánto necesitamos consumir para que haya intoxicación y se active el recuerdo eufórico?

¿Qué tan predecible es la intoxicación?


Hace tan solo 20 minutos Thomas y su amigo se divertían en el club. En este momento el cuerpo sin vida de su amigo yace en la ambulancia. Cierto, se pasó un par de rayas de cocaína, pero Thomas también lo hizo y se sentía más o menos sobrio. ¿Qué fue lo qué pasó?

“Cada persona tiene una tolerancia distinta a las substancias adictivas”, comenta el catedrático Reiner. “Varía de usuario en usuario y de substancia en substancia. Para algunas personas una cerveza es suficiente; otras necesitan tres. Algunas personas con dos fumadas de marihuana tienen y otros necesitan fumarse todo el toque para que les pegue.” Una vez que se cruza esa fina línea de tolerancia es cuando se da la intoxicación. Dependiendo de la substancia, la conducta del usuario puede cambiar de distintas maneras (Véase el diccionario sobre drogas que se muestra más adelante). La intoxicación puede durar desde algunos minutos hasta varias horas. Entonces ¿qué es lo que determina si una substancia dispara un ligero pasón, un episodio de éxtasis o una sobredosis que pone en riesgo la vida? Lo que Thomas no tomó en consideración es que era la segunda vez que su amigo se metía coca. Él ya tenía más de tres años consumiéndola regularmente. De tal manera que no solamente su deseo de meterse coca había aumentado sino que también su tolerancia. “Mientras más seguido hagamos uso de una substancia adictiva, necesitaremos una dosis más alta para lograr el mismo efecto que antes”, nos explica Reimer. Esta regla de oro aplica tanto al consumo de azúcares y grasas como al uso de drogas blandas y duras como lo son la nicotina, cocaína o metanfetaminas. Lo anterior explica porqué el amigo de Thomas tuvo una sobredosis cuando solo se sentía un poquito arriba. 30 miligramos de cocaína en el cuerpo de su amigo de 22 años equivalían 200 miligramos en su cuerpo: dosis que pone en peligro la vida. Muy similar a la intoxicación, tampoco se puede predecir o planear una sobredosis. Por supuesto que existe una gran cantidad de variables, como la constitución y la tolerancia del usuario, o la cantidad consumida durante un periodo de tiempo dado, pero es virtualmente imposible derivar en una fórmula que determine lo qué causa una sobredosis. En el proceso de una sobredosis o de una intoxicación participan distintos niveles de decisiones y de redes neurales. Lo que sí pueden asegurar los médicos con certeza es que únicamente se requiere de una experiencia de intoxicación para que se dañe el cuerpo del usuario y para transformar totalmente la estructura cerebral y la forma en la que se conectan sus células. Ahora, el impacto que causan las drogas en una persona no desaparece cuando se baja el efecto; el efecto de la droga en nuestro cuerpo nos puede acosar por el resto de la vida. Lo anterior no ha detenido a millones de personas que están ansiosos por darse un pasón – estimulados por las fuerzas químicas insaciables que les dan vuelta en la cabeza…

Diccionario de las drogas

La forma en que afecta un narcótico varía de persona en persona, su estado de ánimo y su constitución física – y por supuesto, la dosis. A continuación presentamos una tabla que muestra un resumen de los distintos efectos que producen las drogas; sin embargo, está información únicamente proporciona referencia y valores aproximados.

Tabla de Drogas

 

Contáctanos
Estás a sólo un paso de tu recuperación.

Escríbenos y con gusto nos comunicaremos contigo para darte mayor información:

Contáctanos

Please type your full name.
Invalid Input
Invalid email address.
Invalid Input
<b>Anti Spam</b> (Escriba los números, por favor)   Si los ve muy pequeños haga la ventana de su explorador más pequeña o visítenos desde su celular o tablet Invalid Input

Ciudad de México

 

Calle Doctor Liceaga 157

Colonia Doctores

Delegación Cuauhtémoc

CP: 06720

Mexico Distrito Federal

San Miguel de Allende

 

Calle Vista Hermosa 34

Fraccionamiento Villa de los frailes

CP. 37790

San Miguel Allende, Guanajuato.

Teléfonos

 

Mexico Distrito Federal

(55) 5211-6464

San Miguel de Allende

(415) 152 2761